Serra da Estrela. Foto: João Paulo.  Instituto de Turismo de PortugalBeiras, región de contrastes

La región central de Portugal está formada por dos áreas diferentes, las extensas playas y los pueblos pesqueros que jalonan la costa y el paisaje montañoso y mesetario del interior.

Beiras es el nombre tradicional de la región que abarca desde el sur del río Duero al norte del río Tajo. Es una zona de profundos contrastes: el litoral atlántico, de clima templado, donde son típicas las blancas playas y los bosques de pinos, y el interior, formado por imponentes montañas.

En el corazón de estas montañas se levanta la Serra da Estrela, la más alta de la Portugal continental. Aquí nace el río Mondego, que continuará su recorrido hasta Coimbra, ciudad en la que generaciones de universitarios han compuesto bellas odas al río durante siglos, para desembocar en el Atlántico en la larga playa de Figueira da Foz.

La naturaleza ha dotado a esta región de abundantes balnearios y aguas médico-termales, como en Curia y Luso. También ha sido generosa al dotar a estos lugares de áreas naturales que preservan intactos bosques antiguos, cuyo paradigma perfecto son los bosques de Buçaco. Los monasterios, conventos, castillos e iglesias son testigos de una herencia histórica y artística cuyo valor ha sido reconocido por la UNESCO.

Entre los horizontes espaciosos del interior de Beiras descuellan ciudades y pueblos históricos, muchos de ellos guardados por castillos construidos por los reyes de Portugal para la defensa del reino.

Ría de Aveiro. Foto: Asta d'Eça.  Instituto de Turismo de PortugalEn las mayores ciudades, como Coimbra, Aveiro, Viseu, Guarda o Castelo Branco, los museos acogen colecciones históricas que constituyen auténticos tesoros. Respecto a las artes y oficios tradicionales, la zona costera siempre ha sido rica en cerámica y trabajos de vidrio; mientras en el interior, los artesanos tradicionalmente han trabajado la arcilla negra, los tejidos blancos, el cobre y el hierro.

Lugares de interés:

- Aveiro: famosa por su ría, la ciudad está entrecruzada por canales donde reina el colorido de los típicos barcos Moliceiros. Merecen mención especial la Catedral (s. XV a XVIII) y la Cruz Gótica; la Iglesia de la Misericórdia y la Capilla de São Bartolomeu; y las Iglesias del XVIII de Santo António y São Gançalo. El Museo Regional se halla alojado en el antiguo Convento de Jesus.

Ventana manuelina del Castillo de Belmonte. Foto: João Paulo. Instituto de Turismo de Portugal- Belmonte: situado en lo alto de una colina donde destacan las torres de su renombrado castillo, en una de cuyas murallas puede contemplarse una ventana característica del gótico florido típico del estilo imperante en reinado de Manuel I. Junto al castillo se encuentra la Iglesia románico-gótica de Santiago en cuyo interior se puede contemplar la hermosa estatua de la Virgen con el cuerpo de Cristo, de originalidad y sencillez notables. En Belmonte nació Pedro Álvares Cabral, descubridor de Brasil en 1500. En el pueblo reside una comunidad judía desde el s. XIV. Próximo a Belmonte se encuentra Centum Cellas, enigmática construcción romana que aún hoy permanece rodeada de misterio.

Palacio Real - Hotel de Buçaco. Foto: António Sacchetti.  Instituto de Turismo de Portugal- Buçaco: rodeado por un bosque majestuoso se erige el Palacio Real de Buçaco, de estilo arquitectónico neomanuelino (s. XIX), convertido actualmente en hotel. En conmemoración de la victoria sobre las tropas napoleónicas se levanta el obelisco y el Museo Militar. A poca distancia se encuentra la estación termal de Luso.

- Castelo Branco: destaca su castillo, erigido por los templarios en el s. XIII, rodeado de la antigua ciudadela medieval. En el antiguo Palacio Episcopal se encuentra el Museo Francisco Tavares. Otros monumentos son los Paços do Concelho (s. XVI y XVII), el Convento da Graça (s. XVI -XVIII), el Convento de Santo António dos Capuchos (s. XVI), y la Iglesia vieja de la Misericórdia (s. XVI -XVIII).

Universidad de Coimbra. Foto: João Paulo.  Instituto de Turismo de Portugal- Coimbra: una de las ciudades universitarias más antiguas de Europa, ha conservado sus tradiciones académicas seculares, como en los estudiantes de capas negras, en los tonos entrañables del Fado de Coimbra cantado por los universitarios y en la Queima das Fitas (quema de las cintas durante la graduación). La Universidad destaca además por su torre vieja y su suntuosa biblioteca barroca. En las proximidades se encuentran la Catedral Vieja (románica) y el Museo Machado de Castro. En las calles viejas, con sus murallas medievales, arcos y escaleras, están el Monasterio de Santa Cruz (fundado en 1131), la Iglesia de Santiago y el Monasterio de Celas (s. XIII). En el margen izquierdo del río Mondego se encuentra el Convento de Santa Clara-a-Nova (barroco, s. XVII).

Conimbriga. Foto: António Sacchetti.  Instituto de Turismo de Portugal- Conímbriga: al sur de Coimbra, era punto clave en la vía romana de Sellium (Tomar) a Aeminium (Coimbra). Aún está rodeado de las murallas originales y se pueden contemplar los coloridos mosaicos, así como ilustraciones figurativas en un escelente estado de conservación. Hay restos de un cementerio cristiano anterior y un establecimiento de aguas termales. El museo está situado en las proximidades del enclave arqueológico.

- Figueira da Foz: lugar de veraneo en la desembocadura del río Mondego con largas playas y múltiples posibilidades de actividades acuáticas. Merece destacar su Iglesia de la Santa Madre, la Casa do Paço (s. XVII), el Museo Municipal y la fortaleza de Santa Catarina (s. XVI).

Portal manuelino de la ctedral de Guarda. Foto: Jose Manuel.  Instituto de Turismo de Portugal- Guarda: las murallas, las torres, la judería vieja y las casas de Dom João I y Barbadão dan testimonio del esplendor medieval de la villa. La Catedral, gótica en sus orígenes, exhibe detalles manuelinos (portal y ventana) y renacentistas (retablo). Además, deben visitarse las Iglesias de Senhora dos Remédios (s. XVI), Misericórdia (s. XVII) y São Vicente (s. XVIII) y el Museo Regional. En las afueras se encuentra la Capilla románica de Nossa Senhora de Mileu (s. XI y XII). Los antiguos centros de población característicos de la región de Beiras, fechados antes del establecimiento de la nación portuguesa, están ubicados en muchas ocasiones en zonas altas para la defensa de las poblaciones. Aquí prevalece la arquitectura militar, con los núcloes completamente rodeados por fuertes murallas. Una excepción para este espíritu militar es la hermosa localidad de Piodão. Ejemplo de pueblos típicos son: Almeida (cuya fortaleza poligonal del s. XVIII se considera invencible); Castelo Mendo, Castelo Novo, Castelo Rodrigo, Idanha-a-Velha (con restos romanos y una catedral de origen visigodo); Linhares da Beira, Marialva, Piódão y Sortelha.

- Monsanto: este pueblo histórico está construido en el antiguo campamento fortificado lusitano de Serra de Penha Garcia y cuenta con un castillo del s. XII, hermosas casas solariegas del XVIII y las Iglesias de la Santa Madre y la Misericórdia (s. XVI). La pousada cuenta con unas vistas excepcionales. En las cercanías se encuentra la Capilla romano-visigótica de Vira Corça.

Viseu. Foto: António Sacchetti.  Instituto de Turismo de Portugal- Viseu: con fortificaciones probablemente de los campamentos de las legiones imperiales romanas, el pueblo conserva restos de las murallas góticas y puertas antiguas de los s. XV y XVI. No perderse el Museo Grão Vasco, con importantes colecciones de pintura; la Catedral, de origen románico; la Iglesia de Terceiros de São Francisco, el Convento Néris y el hospital de São Teotónio. También se debe visitar la Iglesia del s. XVII del Monasterio de Jesus y el Museo Histórico de la ciudad.

Otros sitios de interés:

Piodão. António SacchettiÁgueda, Aguiar da Beira, Anadia, Almeida, Arganil, Arouca (monasterio), Belmonte, Caramulo, Celorico da Beira, Covilhã, Curia (termas), Figueira de Castelo Rodrigo, Fundão, Gouveia, Idanha-a-Nova, Idanha-a-Velha, Ílhavo, Linhares da Beira, Lorvão, Lourinhã, Mangualde, Marialva, Mealhada, Minde, Mira, Monte Real (termas), Montemor-o-Velho, Oliveira do Hospital, Penamacor, Pombal, Porto de Mós, Proença-a-Velha, S. Pedro do Sul (termas), Seia, Serra da Estrela (deportes de invierno), Sortelha, Trancoso, Vouzela.

Gastronomía local:

Foto: Nuno Calves.  Instituto de Turismo de Portugal- Pescado y mariscos.
- Lechón y cordero asados a fuego lento.
- Embutidos y carnes ahumadas.
- Quesos: Serra da Estrela, Alcains, Castelo Branco.
- Dulces: natillas, bizcochos, dulces de huevo...

- Vinos: Dão, Lafões, clarete, vino espumoso y de mesa de Bairrada.

Artesanía:

- Porcelana Vista Alegre.
- Cerámica pintada a mano de Coimbra.
- Tejidos de lino, lana y algodón.
- Cubrecamas de seda bordados de Castelo Branco.
- Los encajes.
- Cerámica y alfarería negra.
- Cobre y hierro forjados

Fuentes: Oficial Site de Turismo de Portugal y Gobierno de Portugal

Costa Nova. Foto: João Paulo.  Instituto de Turismo de Portugal· Región de Turismo de Rota da Luz
· Región de Turismo Dão y Lafõe
· Región de Turismo Serra da Estrela
· Región de Coimbra
· Turismo Guarda
· Turismo Conimbriga
· Turismo Región Bairrada
· Turismo Arganil
· Turismo Covilha
· Turismo Seia
· Turismo Sabugal
· Turismo Penedono
· Turismo Castelo Branco