"TURISMO TERMAL EN GALICIA"


Balneario de Lobios El Turismo de Salud de Galicia se encuentra a la cabeza de España por la diversidad de su oferta y los servicios que ofrece.
La Comunidad gallega es una región rica y famosa desde siempre por sus aguas termales, de cuyos manantiales se aprovechaban ya los primeros pobladores de esta tierra. Los romanos identificaron luego las fuentes y construyeron las primeras infraestructuras, muchas de las cuales perviven todavía en la actualidad al lado de modernos edificios que prestan una amplia gama de servicios.
Después de la Edad Media, es en el siglo XVIII cuando surge el termalismo moderno en Galicia, que se consolida en el siglo XIX. A finales del XIX se produce un desarrollo sorprendente del termalismo en Galicia, con la transformación de los balnearios preexistentes que se transforman para convertirse en complejas instalaciones hoteleras.
El esplendor de los balnearios gallegos se mantendrá hasta la Guerra Civil, pero a partir de aquí su actividad languidece, hasta que en los años 80 del siglo XX vuelve a surgir con
auge.

Balneario de MondarizOferta para todos los públicos
La oferta de Turismo Termal en Galicia para el nuevo siglo se presenta con más de 30 balnearios y otras instalaciones termales repartidos por toda su geografía y constituye una de las más amplias y variadas de España; con establecimientos que van desde una a cinco estrellas, haciéndola apta para todos los públicos, y en la que se conjugan la salud y el disfrute del tiempo de ocio.
Un reflejo de la fuerza del termalismo en Galicia está en las cifras de ocupación, según las cuales en el año 2003, las distintas estaciones termales gallegas acogieron 52.000 usuarios que generaron unos ingresos superiores a los 30 millones de euros, todo ello con un nivel de ocupación superior al 85 por ciento en los distintos establecimientos balnearios.

Balneario de ArnoiaTalasoterapia
En Galicia, están también en auge las nuevas terapias termales como la talasoterapia o el aprovechamiento terapéutico del agua de mar. Por la calidad de sus aguas marinas, la Comunidad gallega es una de las que cuenta con mayor potencial para el desarrollo de esta modalidad termal, orientada no sólo al tratamiento de enfermedades sino también al ocio.
En la actualidad, la Comunidad gallega está inmersa en un proceso de renovación y ampliación de sus instalaciones termales, así como la introducción de nuevas técnicas para satisfacer la demanda, cada vez más exigente de los usuarios.
Así, en Galicia, surge una nueva concepción del termalismo que contempla los balnearios como un conjunto integrado por fuentes, alojamientos, servicios sanitarios y terapéuticos; e instalaciones deportivas y de descanso, como base del Turismo Termal.


Del total de las plazas directas de balnearios, el 16,7% corresponde a cinco estrellas, el 36,9% a cuatro estrellas, a tres estrellas le corresponde el 21%, el 10,5% a dos estrellas y el 10,7% a hoteles de una estrella. Así, en Galicia, el 74,6% de las plazas hoteleras en balnearios se corresponde con categorías de cinco, cuatro y tres estrellas.

Fuente: Turgalicia – Dirección Xeral de Turismo